ACAPULCO, Gro., 09 de abril de 2014.- Trabajadores del Tribunal de Justicia levantaron su paro y abrieron las puertas de los juzgados penales, sin embargo las oficinas de Caleta continúan cerradas.

El personal administrativo aceptó el 25 por ciento de incremento salarial y secretarios de acuerdos y actuarios también recibirán el 15% de aumento en sus sueldos.

Sin embargo, los trabajadores del Tribunal Superior de Justicia en su página de Facebook denominada Familia Judicial, critican el nepotismo que existe en esa dependencia y señalan que la juez familiar de primera instancia Irma Lee, incorporo a su hijo de nombre Carlos Gustavo Hernández Lee quien es proyectista en el juzgado de Caleta.

La Magistrada Adela Román metió a dos familiares de nombre María del Pilar y Mónica Inés de apellidos Morales quienes llegaron al TSJ por meritos políticos y no por carrera judicial.

Piden los trabajadores se respete la carrera judicial ya que todo el personal participa de manera continua de cursos y capacitación, pero nunca son promovidos.