MÉXICO, DF, 1 de enero de 2015.- Una de las testigos del asesinato sumario de 22 personas en Tlatlaya, Estado de México, el 30 de junio pasado, reveló que fue torturada por funcionarios estatales para validar la versión de que las personas fueron abatidas durante un enfrentamiento con militares y encubrir así un caso de ejecuciones extrajudiciales, señala la agencia de noticias AP.

 

“Conforme me iban pegando… decían que ellos hacían que hasta los mudos hablaran”, declaró una de las tres sobrevivientes.

 

De acuerdo con su testimonio, la habrían obligado a firmar una declaración falsa que respaldaba la versión oficial.

 

Además, señala que el encubrimiento de las ejecuciones extrajudiciales incluye a más militares, no sólo a los que están bajo proceso.

 

Más en: http://bit.ly/1xybY7