CHILPANCINGO, Gro., 20 de noviembre de 2013.- Damnificados de Quechultenango tomaron las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) para exigir la liberación de las tarjetas de apoyo que el gobierno federal dispuso para apoyar a las familias afectadas por la tormenta tropical Manuel.

La cabecera municipal de Quechultenango resultó gravemente afectada por las lluvias del 14, 15 y 16 de septiembre, la cifra total de damnificados fue de más de 796 familias cuyos hogares quedaron inundados.

Sin embargo, la Sedesol únicamente liberó 500 tarjetas de apoyo bajo el pretexto de que el resto de los damnificados no cubrían con todos los requisitos que piden las reglas de operación.