ACAPULCO, Gro., 30 de junio de 2015.- Los trabajadores de la Jurisdicción Sanitaria 7, quienes tomaron las instalaciones donde laboran en demanda de contrato y basificación, tendrán que responder por “allanamiento de morada” y omisión del servicio, dijo en entrevista Eduardo Diego Valderrama, jefe del departamento.

“No tengo aún definición legal pero sí se metieron en la noche. Fue una reacción agresiva que busca la confrontación y tendrán que asumir responsabilidades.”

El funcionario, quien dirige en Acapulco las tareas de combate al chikungunya y dengue, dijo que los cerca de 32 trabajadores en paro incurren en omisión del servicio a la Salud por un proceso que está en manos de la federación.

“Su estatus laboral se llama cooperación voluntaria, cada tres meses se les está contratando, lo hace la federación y no el estado, además nunca hicieron llegar petición ni al jefe jurisdiccional ni al secretario de Salud.”

Diego Valderrama denunció que ante el bloqueo y toma de las instalaciones, la dependencia tiene sin quincena a cerca de 300 trabajadores, ya que el documento para el pago está al interior del edificio.

“Aducen el cobro de tres quincenas, es claro que ellos cobran cada 30 días, les correspondía ayer, pero no podemos pagar porque el documento está adentro.”

Este lunes 29 de junio, los empleados denunciaron que carecen de contrato y a seis meses de laborar, la dependencia no les otorga empleo base. Informaron que hay trabajadores que tienen más de 10 años bajo un esquema de empleado temporal.

Con información de Uriel Sánchez