CHILPANCINGO, Gro., 6 de julio de 2015.- El tránsito vehicular en la capital de Guerrero marcha con lentitud ante la acumulación de basura en vialidades por la inundación que provocó la tormenta de 50 milímetros acompañada de viento y granizo este lunes.

La anegación más fuerte registró en el bulevar Petaquillas, donde quedó interrumpida la circulación durante 40 minutos, conforme la lluvia terminó el nivel del agua descendió.

Autoridades también registraron daños en el paso a desnivel y el Palacio Legislativo.

El desplazamiento de la nubosidad trajo precipitaciones fuertes en los municipios de Mochitlán y Quechultenango sin reportes de afectaciones.