CHILPANCINGO, Gro., 21 de mayo de 2014.- Antes del ingreso de la Policía Ciudadana al municipio de Juan R. Escudero, los transportistas pagaban al crimen organizado una “cuota” o “pisaje” obligatorio semanal de 4 mil pesos.

 

El representante de las camionetas pasajeras ruta Tierra Colorada-Las Mesas, José Juan Jaramillo, indicó que anualmente cada permisionario pagaba una “cuota obligatoria” de mil pesos a la delincuencia organizada, la cual entregaban en otros municipios.

 

A esto se sumaba una “cuota semanal” de 4 mil pesos por agrupación de transportistas.

 

La teníamos que pagar, era obligatorio, porque si no hubiéramos amanecido varios transportistas muertos, por ahí tirados”, expresó.

 

Jaramillo relató que durante varios meses la delincuencia organizada sometió a los transportistas de Juan R. Escudero y los despojó de sus ingresos, a cambio de no “ejecutarlos”.

 

Dijo que la situación cambió desde el 26 de marzo de 2013, fecha en que ingresó la Policía Ciudadana de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) al municipio.

 

Hoy el transporte público de Juan R. Escudero está libre de cuota y eso es importante para la economía de los transportistas, gracias a la UPOEG le damos a nuestras familias ese dinero que antes entregábamos a la maña, hoy lo invertimos en el mantenimiento de nuestros vehículos”, mencionó.

 

El representante del sector transportes puntualizó que ya no existe pago de cuota al crimen organizado en los municipios de Acapulco, Costa Chica y región Centro en los que opera la UPOEG.

 

Sin embargo, lamentó que aún enfrentan el “cobro de piso” en Acapulco y Chilpancingo, municipios en los que no opera la Policía Ciudadana.

 

Subrayó que los transportistas financiarán, en la medida de sus posibilidades, la presencia de la Policía Ciudadana.

 

Preferimos apoyar a los comunitarios que entregarle el dinero a la maña, por eso con mucho orgullo ayudamos a nuestros policías ciudadanos”, expresó.