ACAPULCO, Gro., 27 de enero de 2015.- Desde los primeros días de enero en Acapulco se realizan rondines por parte de la Policía Federal, estatal, Gendarmería, marinos y militares, sin embargo, alrededor de 40 escuelas, de las 115 que se encuentran en paro, regresaron a sus actividades.

 

En las instalaciones de las oficinas de Educación en Acapulco, unos doscientos maestros se encuentran en plantón desde hace varios meses y a pesar de los anuncios que hiciera la dependencia estatal de que habría seguridad, decidieron permanecer en paro. Se calcula que son 3 mil maestros que no acuden a clases.

 

Se acordó con las autoridades escolares reiniciar actividades esta semana. Muchos padres acudieron a las escuelas con la esperanza de que sus hijos reiniciaran clases, sin embargo, encontraron las puertas cerradas, en algunos planteles se anunciaban mediante cartulinas que se les convocaría a una reunión informativa.

 

Reconocieron padres de familia que han visto recorridos de seguridad en escuelas de Acapulco, pero les molestó que los maestros se niegan a regresar a dar clases, por lo que pidieron que se les obligue o que se les retengan sus salarios, porque sus hijos se ven seriamente afectados.