CHILPANCINGO, Gro., 4 de febrero de 2016.- El presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán, refirió que “el gobierno que prometió orden y paz sólo es una falacia, porque gobierna con estrategas caducas y obsoletas”.

Esto en referencia de los 100 días de gobierno que encabeza el gobernador Héctor Astudillo Flores, donde el PRD consideró que se trata de un gobierno sin dirección, donde no hay nada que reconocer ni aplaudir.

La dirigencia estatal del PRD, convocó una conferencia de prensa a las 14:00 horas, en sus oficinas de Chilpancingo, para fijar postura sobre el gobierno priista que encabeza Héctor Astudillo Flores.

Cesáreo Guzmán acompañado de más integrantes de secretariado, manifestó que de octubre a febrero, tiempo de gobierno de Astudillo, se han registrado 734 homicidios en el estado.

Recordó que Héctor Astudillo llegó al poder, en medio de una elección donde no se reflejó la voluntad de los guerrerenses, a lo que dijo que “por lo que hoy, no hay nada que reconocer ni aplaudir”.

La mañana de este jueves, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad de la Policía estatal y el Ejército mexicano,  el gobernador, Héctor Astudillo rindió un informe de 100 días en casa Guerrero, sobre los logros de su gobierno.

Ahí, Astudillo expresó que retomó una administración con deudas millonarias y culpó al PRD de ser el responsable por haber gobernado 10 años, a lo cual Celestino Cesáreo señaló que el PRD no mete las manos por nadie, “si el gobernador tiene pruebas que proceda jurídicamente contra los responsables”.

Asimismo el dirigente del sol azteca denunció que en las secretarías de gobierno existe “bloqueo y exclusión permanente” a los alcaldes y síndicos perredistas “cuando vienen hacer gestiones, lo primero que les preguntan es ¿de qué partido son?, si son del PRI, las solicitudes proceden, pero si son del PRD les dicen, hablen con el jefe”, aseguró.

Celestino Cesáreo Guzmán indicó que la postura emitida es propia del partido y no de actores políticos de ese instituto político.

Concluyó que en los 27 municipios que gobierna el PRD, la seguridad sigue siendo el problema principal, por lo que llamó al gobierno federal y estatal, a realizar estrategias que combatan problemas de fondo “porque la seguridad no se combatirá con soldados en la calle”.