ACAPULCO, Gro., 17 de enero de 2015.- La oficina de UNICEF en México urgió a garantizar un entorno seguro que permita el regreso a clases en todas las escuelas de Guerrero, según publica El Sur.

 

En un comunicado, la organización recordó que 15 mil estudiantes no regresaron a clases en Acapulco la semana pasada, debido a que no existían las condiciones de seguridad necesarias.

 

El 7 de enero pasado, fecha del reingreso a clases, después del asueto decembrino, por lo menos 15 mil alumnos de 100 escuelas de Acapulco no reanudaron clases por la inseguridad.

 

Las escuelas se ubican en las colonias Ciudad Renacimiento, Emiliano Zapata, Simón Bolívar, Arroyo Seco, El Quemado, La Sabana, La Venta, San Agustín, El Cayaco y La Zanja, zona que reporta una alta incidencia delictiva, de acuerdo con reportes de autoridades de seguridad federal.

 

Lee más en El Sur