MÉXICO, DF., 7 de marzo de 2015.- Guerrero es uno de los cuatro estados más ingobernables en que la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CNTE) tiene una gran influencia, y en donde, de acuerdo al diario británico The Economist, hay una actitud “agresiva” de parte de los docentes para hacer frente a una reforma que busca mejorar la calidad educativa.

Una nota de El Universal señala que la Reforma Educativa, promovida por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, para hacer del país una economía más competitiva, está siendo obstaculizada bajo la “intimidación” y “habilidad política” de un grupo de maestros que forma parte de la Sección 22 de la CNTE en Oaxaca, pero también hay muestras de rechazo en Guerrero, Michoacán y Chiapas.

El diario británico destacó que a casi dos años de que la reforma educativa fuera declarada constitucional en el país en febrero de 2013, una ola de protestas se ha mantenido de manera constante bajo la batuta de maestros disidentes, principalmente en el sur del país, donde exigen servicios básicos como agua potable y energía eléctrica, más que una evaluación a la docencia.

Con información de El Universal