ACAPULCO, Gro., 25 de mayo de 2016.- Se han invertido aproximadamente 3 mil 500 millones en la construcción del Macro Túnel, reveló el gobernador Héctor Astudillo durante un recorrido por la obra.
El encargado de la obra, Miguel Ángel Balvuena informó que este será el túnel carretero más grande del país y se realizará en dos etapas: la primera consistirá desde el entronque ubicado en el fraccionamiento Joyas de Brisamar, y atravesará hasta llegar al entronque en la carretera Cayaco-Puerto Marqués.
La segunda etapa consistirá en un viaducto elevado de 4 kilómetros,  que conectará con el entronque Diamante.
El túnel, en el cual trabajan 350 personas, tendrá una longitud de 3.2 kilómetros y tomará 8 minutos recorrerlo de una entrada a otra. De acuerdo con Miguel Ángel Balvuena, la obra lleva un avance total del 70 por ciento.
Se prevé que la construcción de la primera etapa concluya en el primer trimestre de 2017, y se espera que la obra esté lista en su totalidad en junio del mismo año.