IGUALA, Gro., 6 de enero de 2015.- La Coordinadora de Ciencia Forense Ciudadana, Julia Alonso Carvajal, señaló que Guerrero y México se han convertido en una “gran fosa” por el alto número de víctimas de desaparición forzada que han sido inhumadas en fosas clandestinas.

 

Según lo publicado por El Sur, la coordinadora de Ciencia Forense y madre de una víctima de desaparición forzada, Alonso Carvajal, habló de la posibilidad de que la búsqueda de cuerpos que se inició en Iguala se replique en otros municipios de Guerrero y otras entidades del país.

 

Asimismo, dio a conocer que hasta este martes tenían el registro de 240 casos de desaparecidos en Iguala que salieron a la luz tras los hechos del 26 y 27 de septiembre.

 

Sobre las 500 pruebas de ADN que ofreció Ciencia Forense Ciudadana para los familiares de las víctimas de desaparición que se han presentado tras los ataques a los normalistas, dijo que éstas no se han empezado a aplicar.

 

Explicó que ellos están seleccionando a cada caso para tener completos a los familiares directos de los desaparecidos, es decir, a ambos padres para la toma de muestras de ADN, tener toda su documentación en regla y confió que a finales de enero o inicios de febrero se empiecen a tomar las muestras, las cuales se harán por bloques.

 

Lee más en El Sur