Miguel Ángel Mancera ha accedido al estado sólido de la materia política; una posición que muchos envidiarían.

El malvado Doctor Eme no tiene deudas con partido alguno, ni siquiera con la alianza izquierdosa que lo llevó al Antiguo Palacio del Ayuntamiento –lo cual no es poca cosa–; nada lo liga formalmente con el PRD. No se ha afiliado a ese partido y quién sabe si lo hará algún día. No obstante –tras bambalinas– mueve los hilos de la corriente Vanguardia Progresista –a la sombra del árbol Chucho– cuyo líder de papel es el secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano.

Esa peculiar circunstancia permite al Gobernante de la CDMX actuar con libertad y minimizar el desgaste provocado por la grilla. Si cualquier perredista se atreve a reclamarle, con toda soltura elude el golpe: “Esa no es mi ventanilla”, es la respuesta sistemática del Doctor Eme a quien hoy el poeta Salvador Díaz Mirón repetiría sin empacho:Hay plumajes que cruzan el pantano y no se manchan…”

Pero también hay pantanos que se manchan con ciertos plumajes.

El Doctor Eme cuenta con la lealtad incondicional del líder del PRD en el DF y el respaldo del poder que s

malcriado yo,ersarios o por lasnido, malcriado, daddos.ólo dan los recursos de la Jefatura de Gobierno; opera contra sus adversarios con la eficiencia de un arma punzante y corto-contundente.

El ave de Vanguardia Progresista canta aunque la rama de Los Chucos cruja; ha limpiado el camino de piedras; borró del mapa al Carnal Marcelo y al Profe René Bejarano, el impresentable Señor de las Ligas.. y se alista para recibir la visita de Morena, jugando de local.

Según el jefe de la tribu Izquierda Democrática Nacional, el Doctor Eme o no ha dudado en recurrir a la traición para organizar su noche de cuchillos largos, persiguiendo a los irreductibles quienes se atreven a cuestionar las acciones y decisiones del Jefe del GDF.

La verdad se amasa con algunas mentiras.

Así de ingrata es la política; lo saben los defenestrados Bejarano y Ebrard, ambos atropellados por el pragmatismo despiadado del Doctor Eme… con eme de malvado, maldoso, maleado, maléfico, malicioso, malhadado, malcriado, malagradecido…

Qué equivocados estaban esos dos, y otros quienes menosprecian al susodicho.

EL MONJE LOCO: Y ya con eso de la “eme”, no mamenacen. Mexicanización de Argentina, el Papa pidió evitar; el Canciller hizo muina y respuesta le hizo llegar. Su Santidad equivoca el orden los factores; mas malo sería al revés… ¿y cómo la ves?

@JoseCardenas1| [email protected]| www.josecardenas.com