No sé si Alfredo Castillo Cervantes esté políticamente muerto –la verdad no lo creo– pero apenas iniciadas las precampañas por la gubernatura michoacana el Comisionado Federal –arrimado por el Presidente Peña– ha comenzado a apestar. Su presencia incómoda parecía un mal necesario hace doce meses, pero ahora, de cara al relevo en el gobierno estatal mucho ayuda quien no estorba.

Los tres tristes tigres aspirantes a la gubernatura no quieren a Castillo metido en la sucesión. Poco interesa si la misión pacificadora del Comisionado Federal queda a medias, si la tierra caliente comienza a entibiarse o si el narco ha dejado de suplantar a las autoridades municipales en la zona más ruda de aquella geografía.

Era de esperarse.

El trabajo de Castillo tenía plazos y su nombramiento caducidad –como las medicinas de patente–; el “virreinato” no debe ni puede ser eterno.

No es capricho de Silvano, Cocoa y/o Chon pedir la salida del Comisionado; nada dañaría más al próximo mandatario estatal que la sombra del pro-cónsul; el poder no se comparte ni admite confusiones.

El relevo constitucional enfrenta al Gobierno Federal con otro desafío: antes del 7 junio debe organizarse una transición hacia la transición; desde Los Pinos –pasando por Bucareli– la federación habrá de pactar con todos los aspirantes el modelo de entrega-recepción de cada espacio político ocupado por Castillo Cervantes; sin Virrey en medio el siguiente mandamás michoacano habrá de acomodarse en una nueva relación con el poder presidencial. Las fuerzas federales aún no pueden salir de ese estado de emergencia, pero el mando no puede mantenerse dividido, ni el estado intervenido, a menos que el Presidente quiera para Michoacán otro gober de cartón…

EL MONJE LOCO: Una cosa es que Miguel Ángel Osorio Chong haya comentado con el Presidente de la República la posibilidad de renunciar si así lo consideraba el mandatario y otra muy distinta que quisiera botarle el arpa. Cierto, cada mañana todo funcionario público debe ponerse traje y corbata… y la renuncia en la bolsa del saco; falso que el Secretario de Gobernación haya pretendido abandonar a su jefe en el pantano de la crisis.

@JoseCardenas1| [email protected]| www.josecardenas.com