Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón llegó de “colado” a la cena democrática… y podría comerse todo el cabrito. Según la última encuesta del diario Reforma está arriba –dos puntos– de la priista Ivonne Álvarez, otros sondeos lo ponen un pleito abajo. Como sea, el ex alcalde de García, Nuevo León, podría dar la sorpresa, lo cual tiene a todos los contendientes a la gubernatura –y a sus padrinos– con los nervios de punta…   Para frenar a El Bronco –como le dicen– se ha desatado una campaña negra. Sus rivales lo acusan de realizar gastos millonarios –muy superiores al pobre tope de campaña fijado para los aspirantes independientes–; le sacan a relucir propiedades millonarias; servirse con la cuchara grande a su paso por la Presidencia Municipal, el Congreso del Estado y la Cámara federal de Diputados; cuestionan la veracidad de dos atentados contra su vida, el secuestro de su hija menor –a manos de Los Zetas– y la muerte de su hijo mayor, al ser perseguido por plagiarios; hasta dicen que El Bronco golpeaba a su ex esposa…   Sin embargo, ningún ataque ha logrado tumbarlo hasta ahora… y golpe que no mata fortalece. ¿O qué no?   Para los votantes regios parecen no importar las turbulencias en la vida del ex militante priista –lo fue durante 33 años–.   La batalla de El Bronco por la gubernatura exhibe el agotamiento del bipartidismo neoleonés –sólo el PRI y el PAN pintan en el estado–. Ivonne Álvarez no termina de despegar y encima carga la pesada cruz del gober Rodrigo Medina y su celebérrimo padre, ambos coleccionistas de propiedades multimillonarias. El panista Felipe de Jesús Cantú, tampoco acelera, el mejor –dicen– hubiera sido Fernando Elizondo, hoy candidato del pálido Movimiento Ciudadano… pero el hubiera conjuga el verbo “ya te fregaste”.   Un posible triunfo de El Bronco cimbraría el juego político no sólo en Nuevo León; pondría en entredicho las reglas electorales diseñadas para impedir el triunfo de los “independientes” y metería en camisa de once varas a la autoridad electoral…   Jaime Heliodoro Rodríguez CalderónEl Bronco– ha logrado con audacia lo que nadie esperaba y lo que muchos no deseaban…   EL MONE LOCO: El INE no se atreve a sacar tarjeta roja al Partido Verde, pero sí lo dejará en calzones; si mañana se avala la multa de 329 millones, La Banda del Tucán habrá acumulado sanciones por 477 millones de pesos… sólo superadas por el Pemexgate. PREGUNTÓN: ¿Los verdes seguirán jugando, calvos, mancos, cojos, sordos, ciegos y retequete pobres?   @JoseCardenas1| [email protected] | www.josecardenas.com