Desde el próximo domingo las 16 delegaciones del DF estarán gobernadas por suplentes; burócratas designados mediante negociaciones y acuerdos celebrados en la oscuridad de las oficinas partidistas y en los despachos del gobierno central. Los nuevos administradores no llegarán democráticamente, no serán votados ni representarán el interés de sus gobernados.

La historia repetirá en alcaldías, diputaciones locales y federales donde nuestros representantes populares abandonan sus cargos para conseguir huesos más suculentos, los cuales tirarán a la basura cuando el reloj vuelva a marca las horas electorales; es el cuento de nunca acabar.

¿Acaso usted es de los ingenuos quienes piensan que los cargos políticos son para servir a la gente?

El tema de los “chapulines” políticos – insectos quienes botan como pelotas de hule– es un asunto de ética lo cual es mucho pedir a mediocres y acomodaticios quienes “matan” cualquier compromiso ciudadano con tal de lograr el mayor beneficio.

Bien lo decía con cinismo jarocho César El Tlacuache Garizurieta, célebre diplomático, escritor y político: “vivir fuera del presupuesto, es vivir en el error”… y con tal de evitar ese error todo se vale.

El brincadero de políticos de un cargo a otro –“el chapulinismo”– continuará hasta 2108 cuando se estrene la figura de la reelección como nueva variable en la ecuación electoral; antes, ni modo, deberemos aguantar a la plaga de insectos saltarines. No existe sanción por incumplimiento del contrato social, es más, la ley les garantiza la protección del fuero… del cual salen todas las correas.

y no se vale que nos digan la chuequez de que están en su derecho.

EL MONJE LOCO: La Sedena va a permitir el ingreso de familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa a los cuarteles; lo dice un “comunicado” de la PGR como respuesta a los deudos de los normalistas quienes aseguran que los estudiantes desaparecidos están en cuarteles y por lo cual el lunes acosaron la entrada del 27avo. Batallón de Infantería, en Iguala. El texto dice: “los cuarteles están abiertos a todos los ciudadanos y el ingreso se tendrá que hacer de manera ordenada y con respeto a nuestras instituciones”. Quien lea entre líneas otra cosa se equivoca, a menos que de manera perversa pretenda vendernos la idea de que las protestas por la masacre de Ayotzinapa ya le doblaron las manos al Ejército.

@JoseCardenas1| [email protected]| www.josecardenas.com