Póngase a rezar; no hay de otra…

Entre alertas y alarmas los chilangos y mexiquenses conurbados mentamos madres por el resultado cuestionable del programa Hoy No Circula, completo y copeteado.

Ya ni andar en bici nos salva del infierno; menos caminar, sólo sufrir, aunque un estudio de la Universidad de Cambridge recomiende lo contrario.

Según el Secretario del Medio Ambiente, Rafael Pacchiano, sacar de circulación 3 millones 400 mil vehículos ha impedido alcanzar el espantoso umbral de los 200 puntos Imeca, pero reconoce que la medida es insuficiente para evitar que sigamos respirando alta dosis de porquería.

Echarle la culpa a la Suprema Corte por modificar los criterios restrictivos y haber lanzado a las calles 600 mil autos diariamente no es creíble; en las últimas 72 horas casi seis veces más vehículos han dejado de circular y el aire sigue siendo veneno puro.

La mala calidad del aire no mejora porque la contaminación provocada por los vehículos sólo representa el 35% del problema. El resto, 65%, se debe a un sinnúmero de otras fuentes contaminantes provenientes de la industria u otras aparentemente insignificantes, como solventes empleados en forma doméstica, talleres de pintura, múltiples fugas de gas y gases de emitidos por estaciones de gasolina, además de los aditivos en los combustibles para supuestamente mejorar el desempeño de los vehículos.

El doctor Ricardo Torres Jardón, científico de la UNAM, nos explica que las partículas de ozono no son emitidas por los motores de combustión interna, sino un compuesto formado por la interacción de precursores (óxidos de nitrógeno y partículas orgánicas volátiles) debido a condiciones climáticas de calor y falta de viento y lluvia, como ha ocurrido en las últimas jornadas.  

En esta crisis el gato encerrado asoma la cola; las autoridades quedan pasmadas. En la nata tóxica también flota la corrupción anquilosada en los verificentros. Usted que también le ha “agarrado” la pata a la vaca, no se haga tarugo.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis anunciará medidas rotundas que entrarán en vigor el primero de julio. Mientras, cierre puertas y ventanas, rece y no respire, a riesgo de morir en el intento.

EL MONJE MÍSTICO: ¿Sería bueno proponer una Secretaría del Viento encabezada por el dios Eolo o de perdida el Espíritu Santo, elevar plegarias o tocar tambores y danzarle a Tláloc para que el aire se lave por arte de magia divina. Esas serían las soluciones científicas; de milagros, mejor ni hablamos.

@JoseCardenas1 | [email protected] | www.josecardenas.com