CHILPANCINGO, Gro., 15 de abril de 2015.- Pedro Aguilar Sánchez, de 57 años, llegó a la capital del estado a pedir ayuda por el asesinato de su hijo Javier Aguilar Melo, después que unos hombres armados los atacaran durante la jornada laboral.

Aguilar Sánchez, quien con sus hijos fue contratado para la limpia de terrenos y cultivo de maíz, contó que aproximadamente seis personas arribaron a la posada donde reposaban, cerca del mercado Baltazar R Leyva, del poblado La Ciénega, para exigirles dinero. Al no responder, fueron agredidos.

Del ataque, resultó lesionado Merino Aguilar Melo, de 33 años (hijo mayor), con rose en la cabeza, y herido en el abdomen, Javier Aguilar Melo, de 22 años, quien murió enseguida.

Con información de Uriel Sánchez