OKLAHOMA, EU, 16 de julio de 2015.- Barack Obama se convirtió en el primer presidente estadounidense que visita durante su gobierno una prisión federal del país.

Esto forma parte de su campaña para impulsar una reforma en el sistema de justicia penal, informó este jueves el diario Reforma.

Obama se reunió con presos y funcionarios de seguridad en la prisión de El Reno, al este de Oklahoma, un centro de seguridad media que alberga a más de mil 200 reclusos.

El mandatario busca subrayar la necesidad de una reforma en el sistema de justicia penal y difundir propuestas como la reducción de sentencias para los condenados por delitos no violentos relacionados con las drogas, que afectan mayoritariamente a hispanos y afroamericanos.

Sigue la nota aquí