CHILPANCINGO, Gro., 27 de diciembre de 2013.- Activistas de la organización Taller de Desarrollo Comunitario (Tadeco) denunciaron que la entidad pasa por una situación más grave que la que sufrió en los setenta. “Guerrero vive peor que en la `guerra sucia´”, declararon los activistas.

Según información publicada en el portal de AM, el coordinador de esta organización, Javier Monroy, puntualizó que en aquella época hubo 500 personas desaparecidas y reconocidas oficialmente, además de cientos de detenidos y decenas de asesinatos.

Desde 2005 la cifra de desaparecidos supera los 600 casos y se han contabilizado más de dos mil asesinatos. A partir de esa fecha es cuando en Guerrero, sobre todo en Chilpancingo, Acapulco, Iguala, Taxco y en Tierra Caliente, se empezaron a detectar grupos armados que, con toda impunidad y bajo la protección de las autoridades, han levantado y asesinado a mucha gente,  explicó Monroy.

Expusieron el caso específico de Longino Vicente Morales, a quien se le vio por última vez el 22 de junio de 2012.

Bladina Diéguez Castro, su esposa, denunció que a 18 meses de la desaparición, el Gobierno de Ángel Aguirre ya no investiga el caso. Aseguró que la Procuraduría de Justicia del estado ignoró una línea de investigación que apuntaba como responsables a un grupo de personas que formaban parte del equipo de campaña del entonces candidato del PRD a diputado federal, Jorge Salgado Parra.

La mujer explicó que su esposo tenía diferencias con el equipo de Salgado Parra. “Es muy extraño que la ahora ex Procuradora de Justicia, Martha Elba Garzón, haya ordenado que se desechara la línea de investigación”, dijo.

Contó que a principios de este año la entonces procuradora le habló por teléfono para decirle que su esposo había sido encontrado muerto en un paraje cerca de la comunidad de Petaquillas, pero no encontraron nada.