ACAPULCO, Gro., 25 de junio de 2014.- Al realizar un recorrido por la comunidad de La Esperanza, donde constató junto a la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, los avances de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, Ángel Aguirre Rivero aseguró que su gobierno está trabajando como nunca en coordinación con el gobierno federal para ir modificando los indicadores de pobreza y marginación en Guerrero.

Expresó su reconocimiento a la directora general de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Nuvia Mayorga Delgado, quien desde el inicio de la administración federal ha invertido casi dos mil millones de pesos en las comunidades para combatir la pobreza.

Reiteró que más allá de voces perversas “que quieran meternos en un debate que no nos conduce a nada, el gobernador no le va a entrar a ese tipo de pleitos, muy por el contrario, le expreso mi gratitud y reconocimiento al presidente Enrique Peña Nieto”.

La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, recordó que en Mártir de Cuilapan se puso en marcha la Cruzada Nacional Contra el Hambre, y a un año de su implementación, se puede observar la transformación gracias al trabajo de todos.

Manifestó que entre una de las acciones de la Cruzada destaca la instalación de más de 500 comedores comunitarios, que permiten que los niños estén mejor alimentados.

Mientras que con la tarjeta Sin Hambre se pueden adquirir 14 productos básicos, por instrucciones del presidente Enrique Peña se puso en marcha el Seguro de vida para jefas de familia, para que sus hijos no queden en el desamparo cuando la madre fallezca.

A su vez, Mayorga Delgado indicó que con la Cruzada se ha beneficiado a zonas indígenas de la Montaña y se han alentado los proyectos productivos para que sea una fuente de ingreso para las familias.

Se rehabilitaron albergues indígenas, y con más de mil millones de pesos se beneficia a habitantes de 28 municipios indígenas con obras de agua potable, alcantarillado, carreteras rurales y electrificación.