CIUDAD DE MÉXICO, 21 de febrero de 2019.- El gobierno federal le va ganando a los grupos criminales dedicados al huachicol. Al menos, así lo percibe el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien señaló que a dos meses de iniciar la operación en contra del robo de combustibles, y pese a los momentos difíciles, todo regresó a la normalidad.

En su tradicional conferencia mañanera de este jueves, López Obrador señaló que se ha logrado disminuir el huachicoleo, pero aseguró que aún existen tomas clandestinas por descubrir.

Con todo y el desabasto que se registró en algunas regiones de diferentes entidades del país, particularmente en el Bajío y Centro, compras de pánico en otros puntos como en la Zona Metropolitana del Valle de México, denuncias por pérdidas en algunos sectores económicos, el presidente López Obrador afirmó que todo vuelve a su cauce.

Comentó que pese a los diversos intentos de sabotaje, el abastecimiento de combustible regresó a la normalidad en todo el país, pero primordialmente en estados como Jalisco, Guanajuato, Querétaro y el Valle de México.

La nota en Quadratín México.