CHILPANCINGO, Gro., 5 de diciembre de 2018.- El alcalde capitalino Antonio Gaspar Beltrán advirtió que las finanzas municipales están en grave riesgo de colapsar debido al crecimiento anárquico de la nómina, y anunció que buscará que el rescate financiero provenga de una auditoría de parte de la Secretaría de Hacienda.

En conferencia de prensa en la que dio un informe de la situación financiera, el alcalde dijo que de no contar con el apoyo del gobierno del estado para afrontar los pagos de fin de año, podría solicitar un préstamo bancario por los 67 millones de pesos que les harían falta.

El presidente municipal indicó que desde el primer momento dejó claro que esta suposición no era de persecución o venganza, pero precisó que no será omiso de las complicaciones financieras que ha encontrado.

Asimismo advirtió que de no encontrarse con la responsabilidad de los trabajadores del ayuntamiento y sindicatos, podría iniciar acciones conducentes para transparentar las razones del caos en que se dejó la administración.

En su informe reveló que para hacer frente al pago de la quincena del 30 de septiembre, la última que correspondía a la administración del ex edil Marco Antonio Leyva Mena, tuvo que desviar recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun) y combinarlos con dinero propio.

“Cabe aclarar que en administraciones pasadas disponer de recursos de un ramo para aplicarlos a otro no era un delito grave que no tiene derecho a fianza, con ello le debo decir que hoy gobernar Chilpancingo en este momento es tener un pie en la cárcel y un pie en el ayuntamiento, porque en el momento que me hagan auditoría, yo como responsable de la administración municipal estoy cometiendo un delito que hoy quise hacer público”, expresó al reconocer que ha tenido que usar recursos etiquetados para otros fines.

Gaspar Beltrán detalló que ha logrado reducir la nómina en casi un millón de pesos y entre esos ajustes está la disminución de salarios desde la Presidencia, el Cabildo, secretarios, subsecretarios y directores, y por lo cual actualmente se erogan 16 millones 146 mil pesos quincenales.

Dijo que busca sensibilidad de los trabajadores y sindicatos, pues el ayuntamiento se declara insolvente para incrementos salariales y nuevos ingresos a la nómina; y consideró que hasta para hacer despidos se requeriría de recursos para liquidaciones legales.

Adelantó que en la sesión de Cabildo del viernes propondrá la eliminación de las jornadas acumuladas (trabajadores que laboran de turno corrido sólo los fines de semana) y del turno vespertino, así como poner atención especial al caso de los trabajadores comisionados.