CHILPANCINGO, Gro., 4 de noviembre de 2016.- El conflicto estuvo a punto de estallar entre los simpatizantes de la policía ciudadana del Frente Unido por la Seguridad y Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG) y de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (OPOEG), afuera de la comisaría de El Ocotito.

La tensión comenzó cuando los seguidores del FUSDEG, de Salvador Alanís, intentaron entrar a la comisaría para desalojarla, pero un grupo de simpatizantes de la UPOEG lo impidió con palos en mano.

Esto provocó un conato de bronca en el que hubo jaloneos y amenazas por parte de ambos bandos, por lo que la Policía Estatal ingresó a la explanada y colocó un cerco entre los dos grupos.

Los seguidores del FUSDEG decidieron abandonar el lugar y en marcha se retiraron hacia la comandancia que se ubica sobre la carretera federal México-Acapulco.