ACAPULCO, Gro., 18 de enero de 2019.- La alcaldesa Adela Román Ocampo abandonó la instalación del Consejo Ciudadano de Ecología y Protección para el Medio Ambiente, tras la protesta de comerciantes de la asociación civil Esperanza Roja.

Los vendedores ambulantes, quienes fueron desalojados del Parque Papagayo a finales de diciembre, intentaron ingresar por la fuerza a la sala de Cabildo, donde se llevaba a cabo la instalación del Consejo.

Ante los gritos y golpes en la puerta, escoltas de la alcaldesa y personal del Ayuntamiento la cerraron y se colocaron en ella. Posteriormente, Román Ocampo decidió salir por la puerta a la oficina de Presidencia y dijo a los manifestantes que se tenía que retirar por la situación generada en la sala de regidores.

“Por las circunstancias tendré que salir y más tarde recibirlos, pero no es responsabilidad del Ayuntamiento (pagarles la renta de un local), fui muy clara con su líder y les dije que no podía resolver su problema, en diciembre ya habíamos acordado algo”, sentenció.