CHILPANCINGO, Gro., 16 de septiembre de 2016.- La empresa Constructora León, que se encargaba de los trabajos de modernización en la carretera Arcelia-Teloloapan, abandonó la obra por amenazas de la delincuencia organizada, y en consecuencia dejó sin pago a más de 80 trabajadores.

El representante de los trabajadores afectados, Marco Antonio Rodríguez González denunció que la empresa constructora le quedó a deber varias quincenas y compensaciones a más de 80 trabajadores de las distintas comunidades de Arcelia y ninguna dependencia les ha ofrecido apoyo.

Explicó que a principios de enero de este año, la empresa Constructora León, originaria de Ciudad de México, comenzó los trabajos de modernización y rehabilitación de la carretera federal Arcelia –Teloloapan, que conecta la Tierra Caliente con la zona Norte de Guerrero.

En esa fecha, recordó el denunciante, se anunció una inversión de 70 millones de pesos para la obra, pero conforme transcurrieron los meses, el presupuesto incrementó a 90 millones.

Sin embargo, a inicios del mes de agosto los representantes de la empresa comunicaron que “por amenazas de la delincuencia, bajarían la intensidad los trabajos de la carretera, pero en el trascurso de los días la empresa dejó de pagar y abandonó la obra”.

Rodríguez González indicó que los empleados afectados pertenecen a las comunidades de Palo Blanco, Troquillas, Hacienda y La Laguna del municipio de Arcelia, y reiteró que hasta la fecha no han recibido ayuda de ninguna dependencia ni de las autoridades municipales, por lo que pidió al gobernador Héctor Astudillo Flores que los apoye debido a que las familias se encuentran desesperadas.