CHILPANCINGO, Gro., 03 de junio de 2019.- Durante su discurso en la celebración del 27 aniversario del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, el magistrado presidente, Ramón Ramos Piedra se pronunció por la permanencia de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES) y dijo que antes de pensar en el cambio en la estructura electoral en aras de economizar recursos se debe considerar su contribución política, social y hasta humana.

Como parte de las actividades para celebrar sus 27 años, se llevó a cabo una ceremonia de quema de bandera a cargo del Ejército Mexicano, ante la presencia del gobernador Héctor Astudillo Flores, en la explanada del Tribunal.

Posteriormente se trasladaron al auditorio en donde se reconoció a ex magistrados.

Ramos Piedra expresó que es necesario reflexionar que en sus casi tres décadas se ha pasado de un régimen de partido hegemónico a ser ejemplo de modelo de libertad democrática para muchos países.

Dijo que en Guerrero no existe un rincón electoral en donde la alternancia política no sea una realidad tangible lo cual, consideró, habla del grado de conciencia social, de las voluntades ciudadanas y de políticos comprometidos con la democracia.

Expresó que hace años se erradicaron los enfrentamientos sociales para dar paso a las contiendas jurídicas, lo cual da sentido y razón a la existencia del Tribunal.

“Si las razones legales, políticas, sociales e históricas no justifican la presencia y permanencia de este Tribunal, me vuelvo ahora a la parte humanista (…) la nobleza de esta institución radica principalmente en el empeño, el profesionalismo, dedicación y de su parte humana, es decir la eficiencia de su personal. Estamos involucrados casi un centenar de ciudadanas y ciudadanos dignos y comprometidos con las actividades de este tribunal y son ejemplo para la sociedad en la que se desenvuelven; contribuyendo así a la sustentabilidad económica de sus familias”, expresó.