CHILPANCINGO, Gro., 3 de mayo de 2019.- El Congreso del estado y el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan llevan a cabo el Parlamento para la Construcción de la Reforma Constitucional y Legal de los Derechos de los Pueblos Indígenas y Afromexicanos de Guerrero, con el cual pretenden abrir el debate y relanzar modificaciones a la Ley 701.

El acto se realizó esta mañana en un salón en Chilpancingo, al cual asistieron más de 100 representantes de organizaciones sociales, y fue convocado por la Comisión de Asuntos Indígenas y Afromexicanos, que preside el diputado de Morena, Aristóteles Tito Arroyo, así como por la organización de derechos humanos Tlachinollan.

Con este parlamento se busca hacer una consulta previa sobre los derechos e igualdad de los pueblos, reconocimiento de la diversidad, libre determinación y autonomía, revocación de mandato, creación de nuevos municipios indígenas, así como la difusión y promoción de la cultura.

El diputado Aristóteles Tito aseveró que dicho ejercicio sirve como referente para que las autoridades de los distintos poderes conozcan las demandas de los pueblos.

En su intervención, el abogado Vidulfo Rosales de Tlachinollan, indicó que existen diversas luchas de los pueblos indígenas y que con el parlamento se pretende relanzar una reforma para se reconozcan sus derechos y sean escuchados.