CIUDAD DE MÉXICO, 31 de enero de 2017.- La Asamblea Constituyente de la Ciudad de México concluyó sus trabajos con una sesión solemne en la que el presidente de la Mesa Directiva, Alejandro Encinas, destacó los logros del trabajo de cuatro meses y medio.

El legislador afirmó que la nueva Constitución ha empoderado a ciudadanos en asuntos públicos y éste deberá prevalecer sobre el interés de unos cuantos. Añadió que con el documento se cierra el ciclo de 193 años para que la Ciudad logre ser autónoma.

“Hemos mostrado otra ciudad, otro país, es posible el derecho a soñar con un mejor país y otra vida para los mexicanos y está Constitución ayudará a perpetuar la fama y la gloria de México Tenochtitlán”, dijo emocionado.

La firma de la nueva Constitución se realizó en un mobiliario histórico que estaba en Donceles, donde en 1916 iniciaron los trabajos de la Carta Magna federal y que fue trasladado al teatro Iturbide en Querétaro para la firma de la Constitución de 1917.

Las firmas de los legisladores se estamparon en cinco tomos, uno para enviarse al Diario Oficial de la Federación para su publicación, otro para la Gaceta de la Ciudad de México, uno más para enviarse al Archivo General de la Nación, un ejemplar para el Archivo histórico de la capital y otro para la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Y se enviarán copias certificadas al Presidente de la República, a las cámaras del Congreso de la Unión, a la Jefatura de Gobierno, al poder Judicial y Tribunal Superior de Justicia capitalino.

La nota aquí.