CHILPANCINGO, Gro., 22 de febrero de 2019.- El delegado del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, aseguró que Guerrero tendrá atención especial en materia de seguridad una vez que quede conformado el Mando Único, de manera extraordinaria en Acapulco, Chilapa y la capital del estado.

En entrevista sobre la aprobación de la Guardia Nacional en el Senado, el funcionario consideró que esta será un elemento para la pacificación del país, con una estrategia distinta a la aplicada en sexenios anteriores.

Dijo que en Guerrero hay una situación especial y de esa manera se ha atendido a las tres ciudades mencionadas, para las cuales se destinarán más recursos y un número mayor de efectivos.

“Habrá un número mayor de elementos en estas ciudades, y en Guerrero de todas coordinaciones regionales, todas son de alta prioridad, se recibirá ayuda extraordinaria del gobierno federal, ya hay un inicio de esto, pero habrá aún más”, indicó.

Reiteró que no se trata una figura similar al Ejército porque tendrá mandos civiles y de tal manera serán procesados en caso de cometer alguna violación.

“No habrá fuero especial, sino que será fuero común para vigilar la actuación de las fuerzas armadas en todo el país; el nuevo gobierno se ha comprometido a no reprimir y a no violar los derechos humanos”, aseguró.

Estancias infantiles

Respecto a las protestas por el recorte presupuestal a las estancias infantiles, Sandoval Ballesteros señaló que artificialmente se ha generado un clima de inestabilidad con fines políticos, “para llevar agua al molino electoral”, por lo que hizo un llamado a detenerlo.

Expresó que no quiere personalizar porque es obvio quién lo lleva a cabo, y llamó a serenar los ánimos, pues ya existe información sobre el destino del programa.

“Les digo a las madres, a los padres de estas estancias, va a seguir habiendo el beneficio, a las encargadas de las estancias les digo que quienes estén cumpliendo con su trabajo no van a tener problemas, van a seguir inscribiéndose los niños ahí, y llamo a quienes están utilizando esto a que no se politice más, insisto, Guerrero no lo merece”, externó.

Pablo Amílcar Sandoval afirmó que las guarderías son un caso muy notorio de macro corrupción y por ello se atiende personalmente desde la federación.

Adelantó que incluso se presentarán denuncias mediante los sistemas sancionadores contra quienes sean responsables, una vez que se tengan las pruebas pues cuando menos, señaló, existen faltas en cuanto a la supervisión de ese sistema, su funcionamiento y los temas administrativos.

La prueba está, apuntó, en que los dueños no son los que firmaron los convenios sino las responsables, lo cual se hizo desde el sexenio de Felipe Calderón.