ACAPULCO, Gro., 26 de enero de 2021.-Entre olores pestilentes y suciedad, ciudadanos esperan ser atendidos en la Dirección de Panteones y Velatorios municipal, para así pagar el impuesto de Guardia y Custodia que se cobra cada año.

Desde las 9 de la mañana, más de 20 acapulqueños llegaron a estas oficinas ubicadas en el interior del Zócalo para poder cumplir con este impuesto.

Mientras esperan, tienen que soportar olores, aparentemente de heces fecales de personas, que de acuerdo con testimonios, por las noches hacen sus necesidades fisiológicas en el lugar aprovechando que no hay vigilancia.

Asimismo dijeron que aunque el impuesto ha tenido un ligero incremento anual, la modalidad de recibir a los ciudadanos es lenta y provoca aglomeraciones, por lo cual pidieron mejorar la atención, además de limpiar la zona donde tienen que esperar.