Evodio y los expedientes por malos manejos

La periodista Manú Dornbierer escribe en su muro de Facebook este sábado, con el título de “Bahía de Acapulco”, el siguiente post: “14 millones  de pesos pagó IVÁN (Velázquez Aguirre), el  hermano del  presidente  municipal perredista de Acapulco, el pent-house  del  edificio La Joya en la playa de Icacos.  Se anuncia  la próxima primera  comunión de sus vástagos  a súperlujo. Así es hoy el  PRD”.

Aunque no cita fuentes, la versión además de escandalosa es vox populi en los sectores acomodados e inmobiliarios del puerto.

Como también la de que el mandamás del Palacio que está por el Parque Papagayo, apenas seis meses después de haber llegado al poder por el partido de izquierda llamado PRD, ya se había mudado de la popular colonia Francisco Villa, primero a la clasemediera Condesa y luego a Joyas de Brisamar a la residencia del empresario calentano Omar Manzano, con quien hace negocios en el área de los fertilizantes.

Está versión confirmada, aunque bien a bien no se sabe si la nueva residencia donde vive el alcalde con su familia la renta a su paisano, la pidió prestada o la compró en varios millones de pesos a su también mecenas.

Sus vecinos entrevistados se inclinan por la tercera opción, aunque se sabe que Manzano es muy magnánimo con el perredista, que como es público, hasta su yate le presta.

También hoy en las redes circunstancialmente me encontré con esta perla sobre la supuesta corrupción en la comuna porteña, de la que la prensa acapulqueña poco o casi nada habla, bajo el título “El contralor municipal Francisco Javier Jiménez Olmos, no ha dado curso a los expedientes que involucran a familiares y amigos del alcalde Evodio Velázquez y de su esposa”.

La nota firmada en Acapulco dice que “Los malos manejos, desvío de recursos y una administración plagada de irregularidades, son las denuncias hechas en meses pasados en la Contraloría General de Transparencia y Modernización Administrativa del Ayuntamiento de Acapulco y cuyo encargado Francisco Javier Jiménez Olmos, nada ha informado después de relevar de manera interina en el cargo a Mariano Hansel Patricio Abarca, quien fue sustituido sin causas aparentes”.

La nota extensa detalla que “otro de los personajes que tienen abierta investigación es Iván Velázquez, hermano de Evodio, (a quién se refiere Manú Dornbierer) ya que de vivir en la colonia Pancho Villa ahora ocupa un departamento con un valor de 14 millones de pesos en una de las torres sobre la Costera y que por cierto según la carpeta de investigación AUD/013/2016 también se le involucra de malos manejos dentro del programa que se anunció con bombo y platillo de ‘Acapulco Ilumina’, pero que sólo iluminaron los edificios donde habita actualmente. Pero esto no es todo, a Iván Velázquez se le indaga por tener una propiedad en San Diego, Estados Unidos, así como caballos de raza pura”.

“Asimismo, la Contraloría General de Transparencia y Modernización Administrativa en el municipio de Acapulco, tiene más casos pedientes como es el de Jesús Galeana, subdirector de Finanzas de CAPAMA, quien realmente es el que dirige el organismo de agua potable. A Jesús Galeana se le abrió expediente número AUD/001/2017 por tener cobrando a sus cuñadas en la paramunicipal, además de varios líderes que están de aviadores como Gregorio Calderón y Federico Morales, este último personaje es presidente de Nueva Mayoría, la corriente del alcalde Evodio Velázquez al interior del PRD.

Pero esto no es todo, Jesús Galeana, mantiene con privilegios en CAPAMA al tío del primer edil, al señor Rogelio Velázquez, quien tiene pipas trabajando en la dependencia porteña y es el que opera los recursos para los aliados políticos del presidente municipal…”.

Estas evidencias deberían hacer que el PRD exigiera una investigación exhaustiva, y que de ser ciertas obligarían al menos a un deslinde de quién gobierna hoy Acapulco, si no quiere que la molesta ciudadanía se lo cobre en el próximo proceso electoral.

La nota dice que “la estela de corrupción dentro del Ayuntamiento de Acapulco no para con el nepotismo del alcalde o de su círculo cercano. Israel Martínez, hermano de Perla Edith, la primera dama del muncipio, es el encargado de las unidades deportivas y segun la carpeta AUD/020/2016 en las cuales todos los días recauda el dinero que entra por concepto de renta de canchas, pero sin ingresarlo a Finanzas. Muchas de estas denuncias no se les ha dado curso porque involucra al primer círculo de gobierno en el Ayuntamiento de Acapulco”.

Los hechos de ser ciertos, además de escandalosos obligan, a parte de una investigación, al castigo a los responsables y a una amplia explicación a quienes llevaron al alcalde a la Presidencia y a todos los acapulqueños.