ACAPULCO, Gro.,31 de octubre de 2016.- El presidente del Comité Directivo Municipal del PRI, Fermín Alvarado Arroyo aseguró que al PRD “no le acaba todavía de acomodar”, el hecho de que defraudó la confianza de los guerrerenses, ante las críticas por el primer informe del gobernador Héctor Astudillo Flores.

En conferencia de prensa en las instalaciones del PRI, Alvarado Arroyo señaló que en varios medios nacionales y locales han documentado que en el PRD existen vínculos, “unos muy públicos y conocidos y otros no tan públicos”, pero que también trascienden con la delincuencia organizada.

A manera de ejemplo, indicó el caso del ex alcalde perredista de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, quien es señalado como autor intelectual de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en septiembre de 2014.

Ante esto, el priísta reiteró que los dirigentes del sol azteca deben hacer una revisión “de sus asuntos” y sus vínculos con “grupos oscuros”, antes de emitir juicios.

Por otra parte, respecto a que el gobernador de Veracruz con licencia, Javier Duarte de Ochoa fue expulsado de las filas del PRI por presunta delincuencia organizada, el dirigente dijo que eso “manda como señal” que ningún militante, ni gobernador está autorizado para manchar la imagen del tricolor, para “apartarse de sus documentos básicos” y traicionar la confianza de los ciudadanos.

Con ello, afirmó que demuestra el compromiso que tiene el PRI para gobernar con transparencia y rendición de cuentas.