ACAPULCO, Gro., 17 de noviembre de 2017.- El ex miembro y dirigente del Ejército Popular Revolucionario (EPR) y fundador del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), Jacobo Silva Nogales, consideró que la situación actual de Guerrero es difícil, ante los constantes ataques y amenazas contra luchadores sociales, periodistas y defensores de los derechos humanos, y culpó al Estado de estar detrás de las agresiones y actuar a través de la delincuencia organizada.

“Lo que se observa es que el Estado está totalmente penetrado por el narcotráfico y esto que se hace, ver de que fuera una guerra contra el narcotráfico en realidad es una guerra entre el narcotráfico y distintos sectores, el Estado participa en uno o en otro cártel, así que es una guerra interna”, mencionó.

Añadió que “el Estado siempre es criminal, solamente ha cambiado en las acciones militares para eliminar a sus enemigos, que generalmente y en otros tiempos lo que hacía es que él directamente hacia las acciones, ahora lo que se ve es que utiliza la cobertura del narcotráfico para decir que ellos fueron”.

Del asesinato del fundador del PRD, Ranferi Hernández Acevedo, Jacobo Silva afirmó que fue “el Estado quien lo hizo y que únicamente utiliza la cara del narcotráfico para justificar y para que todo quede ahí y no se culpe al Estado, pero sigue siendo él. En México eran grupos paramilitares abiertamente reconocidos como tales, como los Halcones, el Batallón Olimpia, pero ahorita es el Estado a través de grupos criminales”, sentenció.

En entrevista en la segunda Feria del Libro Sindical y Popular en el Zócalo de Acapulco, en la que presentó su libro Los rasgos del Estado, el ex dirigente del ERPI pronosticó que en Guerrero se avecina otra lucha social muy fuerte, ya que “siempre la violencia existe y es cíclica”.

“A partir de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, es obvio, hubo un incremento de la lucha social, pero que se ha ido desgastando y que va a dar lugar a otra ola, porque esto nunca va a dejar de ocurrir en el estado, las cosas ocurren como en todo el país, por oleadas”, puntualizó.