TAXCO, Gro., 01 de noviembre de 2014.- Un total de 117 elementos, del municipio de Taxco, fueron trasladados por la Policía Federal y el Ejército mexicano a las instalaciones del Centro de Capacitación y Adiestramiento de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que se encuentran en Tlaxcala.

Publica Excélsior que desde el 18 de octubre, más de 12 municipios de Guerrero fueron tomados por las fuerzas federales y los policías municipales fueron desarmados, luego de contar con la información suficiente para sospechar que los elementos policiacos de esos ayuntamientos se encontraban bajo las órdenes de la organización criminal Guerreros Unidos.

A partir de esa fecha, los sistemas de radiocomunicación y las bases de control quedaron bajo el control de la Marina, mientras que las armas fueron puestas a disposición del Ejército mexicano.

Tras esa acción de las fuerzas federales, los policías municipales comenzaron a realizar rondines sin armamento, y las patrullas en su mayoría fueron acuarteladas, al igual que los elementos adscritos al área de seguridad, situación que desató la inconformidad de algunos elementos que dejaron de presentarse.

Los elementos del municipio de Taxco, fueron citados alrededor de las 10:00 horas y partieron antes del mediodía, para el estado de Tlaxcala, donde deberán permanecer 8 semanas y acreditar que cuentan con las actitudes, físicas, sicológicas y de confianza para estar dentro de la corporación.

Por lo pronto, 15 municipios de la Zona Norte y Tierra Caliente de Guerrero se encuentran bajo el control de las fuerzas federales, los más importantes son Iguala, Taxco, Teloloapan y Arcelia, sitios en los que los grupos delictivos habían penetrado a los cuerpos policiacos.

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2014/11/01/990030