CHILPANCINGO, Gro., 26 de junio de 2019.- Trabajadores del ayuntamiento capitalino, agremiados a la Sección 28 del Sindicato Único de Servidores del Estado de Guerrero (SUSPEG) consiguieron una audiencia con el gobernador Héctor Astudillo Flores, luego de protestar afuera de un evento oficial, para pedirle su intervención en su exigencia de incremento salarial, ante la negativa que han recibido del alcalde Antonio Gaspar Beltrán.

El gobernador encabezaba un acto de entrega de equipo en el Centro Deportivo de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) cuando los inconformes marchaba hacia Palacio de Gobierno, pero al saber que estaba en un evento, cambiaron su ruta.

La protesta se convirtió en porras hacia el Astudillo Flores y continuaron las consignas contra el presidente municipal. “El PRD no sabe gobernar”, gritaban los manifestantes.

El secretario general del SUSPEG, David Martínez Mastache, se aproximó al mandatario y acordaron que se reunirían este mismo miércoles; posteriormente el gobernador se acercó a los trabajadores para informarles del encuentro con su dirigente.

Martínez Mastache reprochó que Gaspar Beltrán esté cerrado a negociar el 10 por ciento de aumento salarial que piden los empleados y se mantenga en tres por ciento, con el argumento de la austeridad, cuando él ha incrementado la plantilla laboral.

“Estamos pidiendo que sea la austeridad pareja; cuando traen el tema de la austeridad lo quieren aplicar con los que menos tienen (…) no podemos permitir que sea el tres por ciento, es ilógico”, indicó, y agregó que Chilpancingo es el único municipio con el que se tiene ese problema.