ACAPULCO, Gro., 15 de junio de 2017.- Una joven con síndrome de Elhers-Danlos fue víctima de discriminación por un guardia de seguridad en la tienda de autoservicio Comercial Mexicana de la zona Diamante de Acapulco que prohibió el acceso a su perro de servicio, alerta médica y asistencia.

Valeria Torres Navarro, originaria de Ciudad de México hizo pública su denuncia en su cuenta de Facebook la noche del miércoles.

“Hoy me encontraba visitando @comercial.mexicana.oficial de Acapulco con mi perro de servicio, guía, alerta médica y asistencia. Se me negó acceso por el “encargado”, mostré mi receta médica que indica mi necesidad de mantener a mi perro de servicio, guía, alerta médica y asistencia conmigo en todo momento”.

Sin embargo, agregó, “está persona me discriminó diciendo que yo no tenía ninguna discapacidad, es algo que desde hace mucho no me pasaba y para alguien con una discapacidad es algo que es muy frustrante que nos digan”.

Escribió que al tratar de educar a la persona “explicándole mis discapacidades (información que no debería de estar obligada a compartir), lo que es un perro de este tipo y por qué nos debe de permitir el acceso, la persona se negó a escuchar y se alejó”.

Pidió a los usuarios de la red social compartir su experiencia para que no se repita, “ya que nadie con un perro de servicio, guía, alerta médica, asistencia, debería de pasar por este tipo de discriminación. Es una pena que siendo un establecimiento de prestigio no cuenten con personal con suficiente capacitación para entender lo que es una persona con discapacidad, y que no se debe de discriminar a nadie”.

El síndrome de Elhers-Danlos (EDS, por sus siglas en inglés) es un grupo de trastornos hereditarios que debilitan el tejido conectivo. El tejido conectivo está formado por las proteínas que le brindan soporte a la piel, los huesos, los vasos sanguíneos y otros órganos.

El EDS suele afectar la piel, las articulaciones y las paredes de los vasos sanguíneos.