CHILPANCINGO, Gro., 10 de agosto de 2014.- La Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) acusó al Gobierno de Ángel Aguirre de pedir que se ejecuten las órdenes de aprehensión contra los integrantes de esta agrupación, entre ellos a su principal líder, Bruno Plácido Valerio, quien desde hace días se encuentra delicado de salud.

Según lo publicado por Reforma, Crisóforo García Rodríguez, miembro de la dirigencia de la UPOEG, afirmó que en esta semana la Procuraduría de Justicia le retiró las medidas cautelares a Plácido Valerio, violando un mandato que le hizo la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de que al líder de esta organización se le asignara protección policiaca por las amenazas que recibe de la delincuencia organizada.

García Rodríguez, señaló que si Plácido tiene orden de aprehensión por haber encabezado protestas en las calles, el Gobernador Ángel Aguirre y el Procurador de Justicia, Iñaki Blanco, también deberían ser detenidos porque ambos funcionarios han incumplido con la ciudadanía de Guerrero en brindarles seguridad.

Mencionó que desde hace días, Bruno Plácido Valerio es atendido en una clínica ya que se agravó su estado de salud.

García Rodríguez, dijo que si Bruno es detenido o su situación de salud se empeora, la UPOEG hace responsable a Aguirre y al Presidente Enrique Peña Nieto por lo que le pase al líder de la policía comunitaria.