CHILPANCINGO, Gro., 17 de abril de 2019.- Familiares de una menor de edad abusada sexualmente en Iguala acusaron al juez Hércules Aureoles Guadarrama, de cometer irregularidades a favor del inculpado de nombre Osiris Aníbal, quien presume ser influyente por ser periodista.

A pesar de que el pasado 8 de enero la Fiscalía General del Estado (FGE) publicó la vinculación a proceso del inculpado bajo el delito de abuso sexual agravado, el juez determinó que se trató de “tocamientos”.

Además, sin que la familia de la agraviada lo consintiera, dictó acuerdo preparatorio con lo que prácticamente concluyó el caso.

En conferencia de prensa en Chilpancingo, la madre de la joven, Araceli Ruiz Nolasco, informó que el juez determinó 25 pesos de sanción y que durante seis meses el acusado tendrá que acudir a firmar.

Acompañada por su esposo y un abogado, la madre reprochó la falta de investigación del caso y la manera en la que el juez determinó por lo que han interpuesto una apelación que esperan que prospere.

De acuerdo con lo informado, la familia de la menor presentó pruebas periciales en las que se confirmó el abuso sexual por penetración, además de que en la casa señalada se encontró su dona del cabello y su bucal, protector que utiliza en sus clases de artes marciales.

Otra de las cosas que el juez rechazó fue el hecho del parentesco que hay entre estos, pues sería su tío y a pesar de que se entregaron actas de nacimiento se rechazó esa versión.

De parte del inculpado sólo se presentó un perfil psicológico donde indica que no es violento.

La joven sufre de estrés postraumático por lo que tiene que estar en terapia al menos seis meses, dijo la mamá.

La madre visiblemente afectada recordó que el acusado estuvo al pendiente en todo momento, supuestamente en apoyo, e incluso les dijo que tal vez estaba con su novio.

Indicó que el Ministerio Público tiene la obligación de reclasificar el delito, pues incluso les han dicho que tendrían que abrir otra carpeta lo cual es irregular, por lo que hizo un llamado a las autoridades a revisar su caso, pues temen que quede impune por las relaciones que dice tener el señalado por ser periodista.