ACAPULCO, Gro., 29 de septiembre de 2016.- Miembros de la planilla Barristas Unidos, de la Barra de Abogados de Acapulco, denunciaron irregularidades y favoritismo para la plantilla contraria por parte de su actual presidente, Salomé Gutiérrez Aguirre.

En conferencia de prensa en un restaurante de la costera Miguel Alemán, los abogados detallaron que Gutiérrez Aguirre junto al aspirante a la presidencia de la Barra, Félix Tapia Espinoza, quieren reincorporar a ex barristas que fueron expulsados por acuerdo de la Comisión de Honor y Justicia el pasado 25 de abril de 2013.

Los juristas aseguraron que estos incurren en un acto ilegal ya que explicaron que conforme a los estatutos que les rigen, la única manera en que los ex miembros puedan ser readmitidos es mediante un procedimiento encabezado por el consejo directivo y no en una asamblea como el actual presidente y Tapia Mendoza quieren hacerlo.

También señalaron que según sus estatutos, durante el proceso electoral no se pueden adherir miembros a la asociación.

El próximo 14 de octubre se llevarán a cabo las elecciones para escoger a los integrantes de la mesa directiva 2016-2018 de la Barra de Abogados de Acapulco.