TIXTLA, Gro., 5 junio de 2017.- Familiares, compañeros de trabajo y de partido político del abogado y militante de Morena, Eduardo Catarino Dircio, asesinado en la puerta de su casa el domingo, denunciaron que su muerte fue “una ejecución extrajudicial” y culparon a policías estatales de ser los responsables del crimen.

Este lunes, en conferencia de prensa, Hilda Vázquez Cipriano, esposa de Catarino Dircio, exigió la investigación y esclarecimiento del caso, y que se detenga a los policías que asesinaron a su marido.

Vázquez Cipriano relató que un grupo de agentes estatales irrumpió en su casa, ubicada en la calle Insurgentes del barrio del Santuario, para presuntamente buscar a sicarios, para luego dispararle a su esposo, frente a sus hijos, y plantarle un arma.

La viuda del abogado contradijo la versión del gobierno del estado, que la tarde del domingo, a través del vocero de Seguridad, Roberto Álvarez Heredia, informó que policías estatales “abatieron a dos sicarios” en Tixtla, durante un enfrentamiento con hombres armados.

Hilda Vásquez llamó al gobernador Héctor Astudillo un “sinvergüenza e ignorante” por permitir que el vocero criminalice el asesinato de su esposo, antes de llevar a cabo una investigación.

Por su parte, Lucas Moisés Catarino, presidente del Colegio de Abogados de Tixtla, condenó el hecho y pidió al gobierno del estado que no criminalice el asesinato de Eduardo Catarino Dircio sin tener certeza jurídica de lo ocurrido, mucho menos dictámenes periciales.

En tanto el delegado de Morena en Tixtla, Moisés Gonzáles, afirmó que su partido dará todo el respaldo político y jurídico a la familia de Catarino Dircio, y dijo que este asesinato se trató de una ejecución extrajudicial porque el abogado no estaba armado y tampoco tuvo participación activa en el enfrentamiento entre sicarios y policías.