ACAPULCO, Gro., 4 de agosto de 2018.- Empresarios y choferes que transportan gasolina a la Costa Chica denunciaron que policías de Tránsito les cobran cuotas para dejarlos entrar al puerto y circular por la avenida Costera, a pesar de contar con permisos del Ayuntamiento.

El chofer de un tráiler cisterna José Antonio Lorenzana dijo que con las nuevas disposiciones del director de Tránsito de Acapulco, Rafael Rivas Valdés, continuamente se ven obligados a dar “mochadas” a los agentes viales para que les permitan entrar a la ciudad a cargar combustible.

En entrevista un empresario fletero, que pidió la omisión de su nombre, explicó que anteriormente pagaban mil pesos mensuales para que Tránsito municipal les permitiera llegar a la planta de Pemex en la colonia Icacos y después regresar por la avenida Escénica a abastecer gasolineras en la Costa Chica.

Pero ahora, por órdenes del alcalde Evodio Velázquez Aguirre, pagan 12 mil pesos cada tres meses para obtener permiso para entrar al puerto. Sin embargo, a pesar de este acuerdo, los policías viales les exigen entre 100 y 200 pesos para permitirles la entrada.

El empresario adelantó que los fleteros se reunirán para acordar qué medidas van a tomar para protestar por el abuso de los agentes de tránsito y autoridades implicadas.