OMETEPEC, Gro., 27 de agosto de 2020.- Habitantes denunciaron que la mala calidad y deficiencia de las obras del gobierno municipal ponen en riesgo a la población, como sucede en la calle Pedro Ascencio que recientemente acaban de inaugurar y que costó varios millones de pesos.

Los ingenieros encargados de la obra no colocaron alcantarillas en la esquina con calle Miguel Hidalgo, donde hace bifurcación con el encauzamiento del arroyo de La Hontana, donde cada vez que llueve se forma una especie de remolino con la fuerza para arrastrar a una persona.

De igual manera, vecinos del barrio del Dispensario explicaron que el gobierno municipal construyó varios metros lineales de compactación y pavimentación en la calle Sebastián Lerdo de Tejada, sin embargo, en algunos puntos esa vialidad se anega y en otros dejaron tanto desnivel que la corriente de agua provocó que se inundaran dos casas porque no introdujeron alcantarillas.

Ingenieros y peones acudieron a excavar y empezar a construir dos grandes alcantarillas de unos dos metros de profundidad y cuatro metros de largo. No obstante, por falta de señalamientos en la entrada de la calle Lerdo de Tejada, esquina con Juan Ruiz de Alarcón “un taxista pasó cuando llovía y cayó en una de las alcantarillas dañando la suspensión del vehículo”, narró la trabajadora de una tortillería cercana.

Lo mismo sucede en distintas calles donde construyen obras y trabajadores del ayuntamiento no coloca señalamientos, lo que representa un riesgo para conductores y transeúntes.