CHILPANCINGO, Gro., 2 de noviembre de 2016.- El subsecretario de Finanzas estatal, Tulio Pérez Calvo reveló que el gobierno de Guerrero enfrenta una deuda por laudos laborales de más de cinco mil millones de pesos, lo que calificó como grave porque no se cuenta con el recurso para pagar.

Pérez Calvo también indicó que otro pago por resolver en la administración pública, es el aguinaldo de fin de año. No obstante, sostuvo que el gobernador podría realizar alguna gestión con la Federación para resolver esta situación.

Otro problema, dijo es el ISSSPEG, del cual dijo es un asunto difícil, ya que las instituciones responsables de cumplir con las retenciones para pagarle al instituto, no han hecho un buen trabajo, y esto afecta a ex trabajadores en sus salarios y prestaciones como beneficios laborales.

En este tema, indicó que se analiza la posibilidad de que el gobierno del estado sea quien retenga las aportaciones para que ese dinero se recupere y abone en resolver el conflicto.