CIUDAD DE MÉXICO, 23 de febrero de 2019.-  El individuo se aísla, baja su rendimiento laboral, intenta limitar su uso sin conseguirlo y entra en ataque de ansiedad cuando no tiene acceso o la batería está por agotarse.

Lo anterior podría evocar a un padecimiento poco común en la sociedad actual, pero lo cierto es que la adicción al WhatsApp preocupa a especialistas.

A una década de su lanzamiento, WhatsApp es una de las herramientas tecnológicas más requeridas dentro de la comunicación. En la vida cotidiana se usa para socializar o tratar temas sobre el trabajo, pero ¿qué sucede cuando se pasan muchas horas en esa aplicación?, ¿podría ser adictiva?

WhatsApp es una aplicación de mensajería para teléfonos inteligentes, lanzada el 24 de febrero del 2009. Según datos de 2018, su número de usuarios era de mil 500 millones.

La nota aquí.