ACAPULCO, Gro., 1 de abril de 2020.- El grupo parlamentario del PRD en Guerrero advirtió que la falta de una “estrategia de contención de crisis económica” del gobierno federal ante la pandemia de coronavirus, puede desencadenar una situación de inestabilidad social.

En un posicionamiento, la bancada del Sol Azteca alertó que la emergencia sanitaria “se puede agravar por la precaria condición de los sistemas de salud de los tres órdenes de gobierno”, y aunque reconoció que esta situación “se viene arrastrando desde hace años”, consideró que las “ineficientes políticas públicas de la nueva administración federal agravan el riesgo”.

En el caso específico de Guerrero señaló que se enfrenta un paro en la economía y criticó que la administración federal ha sido omisa en proponer alguna estrategia agresiva para contener la crisis económica que, aseguró, ya se empieza a resentir. “Sobre todo en aquellos que dejaron de percibir sus pocos ingresos. Pronto no tendrán que comer”, apuntó.

Asimismo señaló que lo más grave es que el gobierno federal “está exigiendo el pago puntual de impuestos y derechos por parte de los gobernados, lo que complica aún más la situación económica” de los contribuyentes.

“Esta situación se traduce en una insensibilidad del gobierno federal, al no instaurar políticas públicas que apoyen la economía de los que menos tienen ante una realidad donde cientos de familias han perdido sus empleos, empresas están cerrando, los precios de los productos básicos se encarecen”, afirmó.

Acusó también que hasta el día de hoy “no ha llegado un solo peso federal” a Guerrero para atender a las cooperativas, al sector informal de la economía ni a los desempleados.

Por lo anterior, invitó al presidente Andrés Manuel López Obrador a revisar la funcionalidad de sus programas sociales y de reconducirlos para enfrentar los efectos de la pandemia en la salud y la economía.

El grupo parlamentario del PRD además dijo estar de acuerdo con la propuesta de la fracción de Morena, de instaurar políticas de austeridad en los diferentes órdenes de gobierno, incluyendo la 62 Legislatura, reasignar presupuestos para enfrentar la nueva realidad y destinarlos para atender la contingencia de salud y no dejar que la economía se desplome.

“Por eso convocamos a los diferentes grupos parlamentarios a definir los criterios el nuevo plan de austeridad. Todos debemos apretarnos el cinturón. Empecemos por el Congreso del Estado. Que no se cometan los mismos errores del ejercicio 2019, donde hay una investigación de la Auditoría Superior del Estado. Se deben resolver las dudas que aún persisten. Es momento que cada quien asuma su responsabilidad, los poderes y las fuerzas políticas”, concluyó.