ACAPULCO, Gro., 28 de agosto de 2017.- El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC), Sergio Isaac Reyes Carbajal, informó que varias empresas han perdido su patrimonio derivado de la deuda que el Ayuntamiento de Acapulco tiene con éstas.

Entrevistado en las escaleras del Palacio Municipal, donde reclaman que el alcalde Evodio Velázquez Aguirre cumpla el pago de 10 millones de pesos al que se comprometió hace tres meses, dijo que la falta de pago ha ocasionado que los empresarios tampoco puedan pagar a los bancos.

“Hay constructores que han perdido casas, patrimonio, vehículos”, dijo.

Se trata de obras públicas para las que fueron contratados en 2011, 2012 y 2013 que no se les pagaron en esos años.

Reyes Carbajal dijo que en la administración pasada la deuda se redujo de 90 a 50 millones de pesos debido a que el alcalde Luis Walton Aburto y el gobierno estatal abonaron dinero.

Sin embargo la administración de Evodio Velázquez no ha hecho aportaciones y por lo tanto el gobierno del estado tampoco ha puesto una contraparte que se acordó, ya que el trato fue que apoyaría con una cantidad igual a la que se había comprometido el presidente municipal.