Sector turismo vulnerable y errático ante fenómenos naturales 

En opinión de académicos y prestadores de servicios turísticos el  paso de tormentas tropicales como Paulina, Manuel y su encuentro con Ingrid, y otras que se han sufrido, ponen siempre en evidencia la sucia política de ordenamiento territorial y urbano de todo el estado de Guerrero y particularmente de Acapulco. Comentan que a Dios gracias, la zona turística de Acapulco no ha sido tan afectada, con excepción de las enramadas, restaurantes y parianes sobre las playas. Sin embargo, esos terribles acontecimientos, también sirven para abrir la caja de Pandora de esta franja, al sacar a relucir nuestros bien conocidos “defectitos” con los que se maneja el sector: improvisación, ignorancia, incompetencia, irresponsabilidad y cinismo entre otros.

Oportunismo y pérdida de oportunidades por no saber cómo reaccionar

Observan que por desgracia, también las autoridades turísticas locales han sacado su propio oportunismo para colgarse y lucirse a expensas de los apoyos y anuncios presidenciales, repitiéndolos como suyos, sobre las medidas  ordenadas para realizar una promoción extraordinaria cada vez que ocurren, con una cantidad importante de recursos, que se aplicarían en las campañas “Acapulco está de pie”.

En sus análisis, visualizan la pérdida de una gran cantidad de oportunidades por la decepcionante manera de reaccionar de las autoridades turísticas: “Pudimos aprovechar grandes oportunidades como la inmediata intervención presidencial y de toda la sociedad civil de la nación con gran inyección de recursos y su solidaridad para nuestra pronta recuperación, lo que pudo servir  en el sector turismo para abatir nuestros males en un mes con poco turismo; la atención del mundo sobre nosotros con sentimiento de apoyo debió servir para invitarlos de inmediato a que nos visiten con la respectiva publicidad persuasiva que el caso requiere; la autopista fue abierta y lo único que nos preocupó fue pedir el no cobro, pero sin difundirlo, eso sirve de poco!” Consideran que surgieron otras muy importantes  situaciones convenientes y no fueron aprovechadas:  “la ocasión inmejorable de unir al sector en torno al trabajo de reconstrucción turística con la filosofía del presidente Peña Nieto, de mejorar las condiciones en que nos encontrábamos; la posibilidad de tocar puertas totalmente abiertas para realizar todo tipo de eventos permanentemente a partir de ahora los fines de semana, como el show de esquís, eventos en playa con patrocinios y con la presencia de figuras nacionales e internacionales cuya imagen se asocia con Acapulco; fiestas de universitarios del país y del extranjero que revivan la vida nocturna; y por si faltara algo más grandioso que nos hubieran ofrecido aún no capitalizado: la oportunísima actitud de figuras como Eugenio Derbez, el mayor fenómeno publicitario que pudiéramos pedir, poniéndonos su nombre y el mayor apoyo financiero en bandeja de plata!”

Trabajan para sólo algunos intereses

“…en los hechos sólo hemos visto hasta hoy la preocupación de que solamente una playa de las más de veinte, luzca a cualquier costo y las demás, poco importan…” en clara alusión a la playa del hotel Elcano, porque “hay que ser agradecidos con uno de los padrinos de funcionarios de turismo municipal y mantener con alfileres la caprichosa certificación de ésta, aunque sea la única playa, porque La Roqueta no necesitó de ningún gasto como el multimillonario de la del hotel que dirige el presidente del fideicomiso para la promoción turística y también cónsul de España, para algo deben servir esas credenciales”

Cambios y medidas radicales

Sin duda que como en la selección de futbol, consideran que debería aplicarse una medida diferente a la complacencia de ver actuar a los responsables bien pagados, pero sin los resultados mínimos que la sociedad espera. “…el problema es que es una camarilla que ve todo del color que a  ellos les pinta la vida, gracias a sus buenos sueldos garantizados, con eso, hasta se mofan de los que marginan; mientras la mayoría de los prestadores de servicios turísticos no privilegiados, seguirán aguantándolos, cómplices de la corrupción de nuestros promotores turísticos. Urge un cambio completo de todos ellos”, concluyeron.