ACAPULCO, Gro., 13 de diciembre de 2018.- Restauranteros de la playa Papagayo denunciaron que los malos olores que emite un desagüe de aguas negras que desemboca en la bahía, ha provocado que turistas y locales no acudan a sus establecimientos, lo que les ha genera pérdidas económicas.

En conferencia, los afectados indicaron que los olores fétidos inundan la avenida Costera desde el Asta Bandera hasta el parque Papagayo.

La propietaria del restaurante Mi Vereda Tropical, Guadalupe Zamora Bahena, dijo que hace tres semanas empezó a correr el canal de aguas negras, el cual desciende del parque Papagayo y desemboca a un lado de su local, ubicado frente al supermercado Soriana Costera, lo que ha ocasionado una caída del 70 por ciento de sus ventas.

“Nuestros clientes así como llegan se van, dicen que huele muy mal y el agua está muy contaminada y deciden irse a otro lugar, tampoco nadie ingresa al mar a nadar”, aseveró.

La empresaria dijo estar preocupada porque a pesar de la proximidad de la temporada vacacional, ni la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) ni el gobierno municipal han atendido el problema.

“Hay un problema de drenaje y esa tubería desemboca en esta área y afecta a playa el Morro, Papagayo y Hornitos. Dicen que es un desagüe de aguas pluviales, pero es más de agua de drenaje, es desagradable”, acusó.

Por lo anterior llamó a la alcaldesa Adela Román Ocampo a que solucionen esta situación, especialmente por el problema de contaminación del agua.

En un comunicado emitido hace unos días, el director operativo de CAPAMA, Adrián Serrano, aseguró que el exceso de descarga de aguas negras en la bahía de Acapulco es producto de la negligencia de administraciones pasadas, que no invirtieron en infraestructura de drenaje.

“Es la que nos tiene en esta problemática, sin embargo la versión no es como lo maneja gente ajena, que no está en el organismo, y que pretende hacer quedar mal a la gente noble y trabajadora de CAPAMA”, acotó.