ACAPULCO, Gro., 17 de mayo de 2017.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores dijo que los presidentes municipales tienen que hacerse más responsables de sus policías.

Esto, luego de que el Ejército y la Policía del Estado tomaron el control de la seguridad en Zihuatanejo donde detuvieron a tres miembros de la delincuencia que dirigían a la Policía Municipal, a 42 infiltrados en la corporación y a 15 policías que estaban activos sin haber aprobado los controles de confianza.

Entrevistado por Samuel Cuervo en Milenio TV, quien le preguntó si otras policías de la zona también pudieran estar infiltradas, Astudillo reiteró que existe una notable debilidad de las policías municipales, “en todo el país, no solamente en Guerrero”

Son contadas las policías que cumplen con su función “y yo creo que los presidentes municipales tienen que hacerse más responsables de sus policías”, subrayó.

El periodista le preguntó con la anuencia de quién la delincuencia controlaba la Policía, a lo que el gobernador respondió que fue a base de amenazas “para todo el mundo”, sin especificar.

“Es un asunto que se fue presentando de manera paulatina, se fue detectando, había amenazas para todo el mundo, alrededor, localmente, y entonces fuimos midiendo el momento de actuar”, dijo.

Agregó que se hará un análisis de todos los integrantes de la corporación y “a los que haya que procesar, hay que procesarlos”.

Respecto al caso de los periodistas agredidos por un grupo de la delincuencia en Tierra Caliente, dijo que el día de la agresión estableció “comunicación elemental” con ellos, que el caso lo investiga “una oficina especializada de la PGR” y que está atento al caso.